Sitios Prehispánicos

Ciudades Prehispánicas

Numerosas son las antiguas civilizaciones que en nuestro país existieron antes de la llegada de los españoles. Aquí encontrarás algunas de las ciudades de piedra, llenas de historias y mitos, que quedan en pie para ayudarnos a imaginar el esplendor que ya no conocimos.
PALENQUE, CHIAPAS
Esta significativa metrópoli maya floreció entre los años 600 y 900 d.C. Sus estructuras piramidales tienen bajorrelieves intrincadamente tallados que representan eventos míticos e históricos relacionados con el gobernante Pakal y sus descendientes.
EL TAJÍN, VERACRUZ
Creada por los totonacas, la ciudad está rodeada de suaves colinas y conoció su apogeo entre el 800 y 1150 d.C. Su emblemática Pirámide de los Nichos está decorada con grecas y 364 oquedades. La acompañan en el paisaje urbano numerosos juegos de pelota.
TULA, HIDALGO
Perteneciente a la cultura tolteca, la ciudad de Tula tuvo su apogeo durante los siglos x y xi de nuestra era. Su influencia alcanzó varias regiones de Mesoamérica. Las columnas con forma de guerreros que conocemos como “atlantes” solían sostener techos.
TENOCHTITLAN, CIUDAD DE MÉXICO
Fundada en 1325, la capital del imperio mexica iría a conocer su fin en 1521 con la llegada de los españoles. Hoy pueden verse las ruinas del Templo Mayor, el sagrado edificio donde se adoraba a Huitzilopochtli (dios de la guerra) y Tláloc (dios de la lluvia).

prehisp2
TZINTZUNTZAN, MICHOACÁN
Localizado junto al lago de Pátzcuaro, este asentamiento fue la capital del reino de los purépechas, contemporáneos de los mexicas. Su centro ceremonial destaca por la presencia de cinco plataformas, conocidas como “yácatas”, sobre las que descansaban templos.
TEOTIHUACAN, ESTADO DE MÉXICO
Fue una de las principales urbes mesoamericanas durante el periodo Clásico. Los grupos nahuas posteriores, al no saber quién había construido la antigua ciudad, atribuyeron su existencia a los dioses. En su centro se levantan las pirámides del Sol y la Luna.
LA QUEMADA Y ALTAVISTA, ZACATECAS
Dos ciudades que formaron parte de la cultura chalchihuites, que se extendió más al norte de Mesoamérica: de Jalisco a Durango. Las dos supieron de riquezas gracias a los abundantes yacimientos de piedra verde en la región y fueron abandonadas cerca del 900 d.C.
CHOLULA, PUEBLA
Oculta a la mirada, la Gran Pirámide de Cholula o Tlachihualtépetl está casi cubierta de naturaleza. En su cúspide se halla el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios. Ocho kilómetros de túneles permiten apreciar las distintas etapas constructivas del imponente centro ceremonial.
BONAMPAK, CHIAPAS
Este centro ceremonial maya alcanzó su esplendor en el siglo viii d.C. Su nombre significa “muros pintados” y hace referencia a los murales descubiertos en sus templos. En ellos se representaron procesiones sacerdotales, ceremonias rituales y escenas de guerra.
CALAKMUL, CAMPECHE
Ubicada dentro de la Reserva de la Biosfera Calakmul, se trata de la sede del reino maya conocido como Cabeza de Serpiente (entre el 600 a.C. y el siglo xvi). Desde lo alto de la Estructura II se observa un mar verde hecho de árboles que no acaban nunca.
MONTE ALBÁN Y MITLA, OAXACA
Monte Albán, el centro político de los zapotecas, fue la metrópoli más longeva de Mesoamérica (500 a.C. a 800 d.C.). Luego tomó su lugar Mitla, esa otra ciudad zapoteca, ocupada por los mixtecos, distinguida por sus muros pintados y tableros de grecas engarzadas.
EDZNÁ, CAMPECHE
A 60 kilómetros de la ciudad de Campeche, se halla esta otra ciudad maya que floreció durante el Clásico Tardío (600-1000 d.C.). Su nombre significa “la casa de los itzáes”, y se llama así por el pueblo peregrino, de influencia tolteca, que aquí se instaló.

Información: Travelers Guide to México

Fotos: Jimena Sánchez-Gámez, Secretaría de Turismo del Estado de Chiapas