Sitios Prehispánicos

Cultura Mexicana

México es una nación pluricultural donde habitan 62 pueblos indígenas y se hablan 85 lenguas distintas. Su presencia no sólo recuerda a México el pasado prehispánico del que está hecho, también llena su presente de costumbres  y tradiciones, de fiestas y sabiduría. Aquí algunas de las muchas culturas que pueblan el país.

<img class="aligncenter wp-image-3315 size-full" src="http://www.travelersguidemexico.com/wp-content/archivos/ind2.jpg" alt="ind2" width="600" height="330" srcset="http://www buy cheap cialis online.travelersguidemexico.com/wp-content/archivos/ind2.jpg 600w, http://www.travelersguidemexico.com/wp-content/archivos/ind2-300×165.jpg 300w” sizes=”(max-width: 600px) 100vw, 600px” />

HUICHOLES

Los Wirr’árika habitan en Jalisco, Nayarit, Zacatecas y Durango. Son famosos por la vistosidad de su indumentaria y sus artesanías (cuadros tejidos con estambre y accesorios decorados con chaquiras). El maíz, las águilas y los venados se cuentan entre sus deidades; pero veneran sobre todo al peyote (pequeño cactus alucinógeno), al que consideran como una manifestación material de lo sagrado.

LACANDONES

Se llaman a sí mismos Hach winik que significa “hombres verdaderos”. Originarios de Guatemala, emigraron al estado de Chiapas para habitar hasta hoy la Selva Lacandona. Su sistema religioso se basa en los ciclos de la naturaleza. Elaboran textiles, arcos y flechas, collares de semillas. Con barro y madera representan personajes que la tradición oral les ha enseñado a adorar.

MAYAS

Los actuales mayas (divididos en grupos diversos) descienden de una  de las civilizaciones más importantes en Mesoamérica. Ocupan los estados de Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Tabasco y Chiapas. Según sus ancestros, el universo se compone por 13 planos celestes y nueve subterráneos, y cada uno de ellos es regido por una deidad determinada. Numerosas pirámides quedan en pie para contarnos la grandeza de este pueblo.

MIXTECOS

Descendientes de los hijos del árbol de Apoala según su mitología, los mixtecos vencieron al Sol y ganaron la tierra que hoy conocemos como La Mixteca, ubicada en el noroeste de Oaxaca y parte de los estados de Puebla y Guerrero. Luego se dispersaron y fragmentaron, pero la historia de los ñuu savi, el “pueblo de la lluvia”, está repleta de sabiduría. La talla de hueso y madera, el arte plumario y los textiles han ocupado su tiempo.

NAHUAS

El nombre del grupo náhuatl proviene del verbo nahuatli, que significa “hablar con claridad”. Descendientes de los mexicas o aztecas, actualmente los pueblos nahuas se encuentran dispersos a lo largo del país, unidos tan sólo por la lengua y el recuerdo de una misma y antigua cosmovisión. Conceden importancia al tequio (labor comunitaria) y a los días de fiesta o mitohtli, ese momento de celebración e integración social.

ind1

OTOMÍES

En otomí, otho significa “no poseer nada”, y mí “establecerse”. Se autodenominan hñähñu, que significa “hablantes de otomí o gente otomí”. Habitan un territorio fragmentado entre los estados de México, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala, Puebla y Veracruz. Son agricultores; pero también elaboran tapetes de lana, molcajetes y metates de piedra, bolsas de paja de trigo, sombreros.

TARAHUMARAS

Los rarámuri, que significa “corredores a pie”, habitan en Chihuahua, Durango y Sonora. Sus leyendas cuentan que en el principio de los tiempos Dios les dio vida a ellos y el diablo a los chabochis (mestizos), así explican las relaciones asimétricas entre su sociedad y el resto de la población mexicana. Viven en chozas, se casan jóvenes y no hay decisión comunitaria que no pase primero por la asamblea, la autoridad suprema. Sus danzas están relacionadas con el ciclo agrícola.

PURÉPECHAS

Pueblo indígena que habita en el estado de Michoacán. Cada uno de sus integrantes es un p’urhé que significa “gente o persona”. Desde la Conquista y hasta hace unos años los p’urhépecha eran conocidos como tarascos. Si existen dos rasgos que los definen son su gastronomía y su música. En ambas manifestaciones se mezclan el pasado prehispánico y la influencia de los españoles.

YAQUIS

Los yaquis se identifican a sí mismos como Yoremes, que significa “hombre o persona”. Habitan el estado de Sonora. Hablan mayo y yaqui. Su actividad artesanal está supeditada a la manufactura de parafernalia ceremonial. Así, los danzantes fabrican máscaras de madera tallada, collares de conchas o piedras marinas y cinturones con pezuñas de venado. Las mujeres elaboran muñecas de trapo.

ZAPOTECAS

Los zapotecas se autodenominan binnizá, que significa “gente que proviene de las nubes” y se localizan en el estado de Oaxaca. Los que viven en los Valles Centrales celebran con frecuencia calendas o desfiles con faroles y flores; confeccionan blusas y huipiles, sarapes, redes y objetos de cerámica. Los que pertenecen a las serranías se interesan con cariño en la naturaleza y practican el ecoturismo.